Eliminar salitre

Los suelos de barro son muy apreciados por su extraordinaria resistencia y belleza. Se usan tanto en interior como en exterior, pero para que se mantengan en óptimas condiciones durante más tiempo debemos saber cómo quitar el salitre del suelo. Así que vamos a ver cómo podemos hacerlo.

¿Por qué se producen las manchas de salitre?

Las circunstancias ambientales inciden de forma directa en los materiales usados para la construcción. En el caso de las eflorescencias salinas, estas se producen por la evaporación del agua de paredes y suelos.

Al producirse dicha evaporación lo que quedan son las sales minerales, que acaban dando lugar a la aparición de manchas blancas.

Salitre en ladrillos

¿Qué tipo de eflorescencias salinas pueden aparecer?

Aunque a simple vista todas las manchas de salitre se asemejan, lo cierto es que hay varios tipos en función de los materiales a los que afecten y las sales que las produzcan:

  • Las de sulfato cálcico aparecen en hormigones y mamposterías y suelen deberse a una humedad excesiva.
  • Las de sulfato potásico aparecen en arcillas, hormigones y morteros, generalmente en zonas cercanas al mar. Este salitre puede provocar incluso erosiones en el material.
  • Las de sulfato magnésico aparecen en piedras sedimentarias y yeso. Producen erosión y dificultan el pintado de las superficies afectadas.
  • Las de carbonato cálcico se dan en materiales calizos y se hacen notar a través de una capa exterior blanca muy clara.

Para el caso de la aparición de verdín, consulta aquí: Cómo eliminar el verdín.

Aplicación tratamiento suelos terracota

Cómo limpiar y conservar los suelos de barro

Ahora que ya sabemos qué es el salitre, es hora de ver cómo limpiar suelos de barro. Lo primero es intentar buscar la causa de la formación de las eflorescencias salinas y actuar contra el exceso de humedad.

Una vez solucionado el problema se puede recurrir a una limpieza natural que utilizará sal diluida en agua pulverizada a presión y se ayudará de un cepillo para rascar las manchas. Frotando bien la superficie las eflorescencias deberían desaparecer si no son muy graves.

En caso de que sean más resistentes y no se disuelvan con agua y sal habrá que recurrir a una limpieza química con vinagre o ácido clorhídrico. El proceso es igual que en el caso anterior, se utiliza agua a presión y se usa además un cepillo de cerdas duras para frotar.

Si no fuera posible limpiar el suelo con las fórmulas que acabamos de señalar no va a quedar más remedio que recurrir a la limpieza mecánica. Es un proceso más delicado, ya que en función del tipo de superficie de que se trate será recomendable usar chorro a presión, cepilladoras eléctricas, bujardas o cepillos de púas metálicas. Por eso, esta tarea es mejor dejarla en manos de profesionales.

En muchos casos es común que después de efectuar una limpieza en profundidad se aplique además un tratamiento hidrófugo sobre el suelo para prevenir la aparición de nuevas eflorescencias.

Si quieres ampliar información sobre como limpiar suelos de interior, te dejamos este artículo de nuestro blog sobre la limpieza de suelos de barro.

Ahora que ya sabemos cómo quitar el salitre del suelo está claro que esta tarea es más sencilla de llevar a cabo cuando no hay demasiadas manchas. Si hacemos un mantenimiento habitual de los suelos de barro estos lucirán siempre su mejor aspecto.

¿Necesitas ayuda? Contáctanos para pedirnos consejo, somos fabricantes y conocemos bien el producto, estaremos encantados de ayudarte.

 

Deja un comentario