Mejores materiales sin emisiones

Los materiales de construcción sostenibles están cada vez más presentes en el mundo de la arquitectura. Y es que resultan esenciales para ahorrar energía y reducir las emisiones de CO₂. ¿Todavía no estás aprovechando sus posibilidades?

Los materiales sostenibles para la construcción son aquellos que, debido a su origen natural, reducen al máximo el impacto medioambiental. Es más, gracias a ellos es posible construir edificios más ecológicos y saludables. Y como la bioconstrucción cada vez está ganando más fuerza, queremos mostrarte algunos de los materiales más sostenibles.

Madera

Siempre que hablamos de materiales sostenibles para construcción, la madera es uno de los primeros que se nos viene a la mente. Eso sí, para que podamos considerarla verdaderamente “ecológica” debe proceder de bosques gestionados de forma sustentable.

El gran poder aislante de la madera permite ahorrar hasta un 60 % en aire acondicionado y calefacción. Buena muestra de ello son los paneles OSB (fabricados a partir de este material).

Material de construcción ecofriendly

Construcción sostenible con materiales derivados de la celulosa

Las fibras de celulosa resultan muy útiles como aislante termoacústico. Permiten darle una segunda vida al papel reciclado y su fabricación apenas consume energía. A todo ello hay que añadir que están exentas de sustancias nocivas y pueden reutilizarse una y otra vez.

Bambú

Si bien sigue siendo un gran desconocido en estas latitudes, el bambú es ampliamente utilizado en las construcciones de países asiáticos y tropicales debido a su gran resistencia y flexibilidad. De hecho, el rápido crecimiento de esta gramínea reduce considerablemente el impacto medioambiental derivado de su tala.

Barro cocido: uno de los materiales de construcción sostenibles más utilizados

¿Sabías que el barro cocido te permite exprimir al máximo todas las propiedades beneficiosas de la tierra? De hecho, se trata de un material sostenible perfecto para protegerte de la humedad y ahorrar energía. Asimismo, se trata de una materia prima muy fácil de reciclar.

Dentro de los materiales de construcción sostenibles elaborados con barro cocido (tejas, ladrillo, recubrimientos…), son especialmente recomendables aquellos que han sido fabricados artesanalmente. Este es el caso de los azulejos y pavimentos que creamos en Terrasmalt: piezas únicas cocidas en hornos que emplean cáscaras de almendra y huesos de aceituna como combustible. ¡Más ecológico, imposible!

Paneles de corcho aglomerado

Este material emplea la corteza del alcornoque, por lo que puede obtenerse sin tener que talar el árbol. Además de ser muy resistente y fácil de colocar, constituye un gran aislante termoacústico inmune al fuego y a la humedad. ¿Qué más se puede pedir?

Pinturas ecológicas

La pintura es ecológica cuando emplea pigmentos extraídos de materias primas naturales (plantas, cal, minerales, etc.). Además de estar exenta de sustancias dañinas para el medio ambiente, recubre las paredes con una capa porosa altamente transpirable. Por si fuera poco, las de origen alcalino poseen propiedades desinfectantes.

En resumen, los materiales de construcción sostenibles son tus mejores aliados a la hora de cuidar el planeta y ahorrar en tus facturas energéticas. Todo ello, sumado a la estética acogedora que brindan muchos de ellos (como la madera o el barro cocido), los convierte en una opción ganadora. ¡Compruébalo con los azulejos artesanales y pavimentos que fabricamos en Terrasmalt!

Deja un comentario